AGRICULTURA I

TEMA V: EL SECTOR PRIMARIO

I.-Introducción

                El espacio rural o agrario es el territorio donde se desarrollan las actividades agrícolas, ganaderas y forestales del ser humano. La pluralidad que presentan estos espacios agrarios  es el resultado de la pluralidad de factores físicos y humanos.

                *Agrario: perteneciente o relativo al campo; agrícola:perteneciente o relativo a la agricultura (R.A.E.)

II.-Factores

La actividad agraria está condicionada por factores físicos o naturales, como el relieve, el clima y el suelo, y factores humanos, entre los que destacan la población, las técnicas o explotación agrícolas y los socioeconómicos.

A)      Factores físicos:

– El relieve: altitud y disposición del relieve.  Hay que tener en cuenta el descenso de las temperaturas a medida que aumenta la altitud (por término medio, un grado por cada 180 m). Los cultivos se desarrollan mejor, por tanto, a baja altitud, preferiblemente menos de 200 ms de altitud;  en España, solo el 11% se encuentra por debajo de esa altura y apenas lo encontramos en Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra, Aragón y La Rioja. Las zonas de La Meseta, al igual que el Valle del Ebro están aislados de las influencias marítimas por ladisposición periférica de las cordilleras, contribuyendo a la continentalidad. La pendiente del terreno impide cultivar en tierras con una inclinación superior a los 10°.

– El clima:  Es el factor natural que tiene mayor influencia en el desarrollo y la distribución espacial de los cultivos. Cuatro son los factores climáticos de base que limitan la actividad agrícola: el frío, porque en general las plantas y, por tanto, los cultivos, no pueden desarrollarse con temperaturas bajo cero; la mayoría, incluso, deja de crecer por debajo de los 10 °C.  El calor, pues son escasas las plantas y, en consecuencia, los cultivos que se desarrollan a más de 45 °C.  La aridez, ya que tanto las plantas como los cultivos exigen una cierta cantidad de agua distribuida según sus  necesidades a lo largo de su ciclo vegetativo. *La aridez define una situación permanente de escasez de agua, es por tanto un rasgo que  caracteriza a algunos climas; la sequía, sin embargo, alude a una situación temporal, anómala, de  déficit de lluvias, y puede darse en cualquier clima. Se considera más bien un riesgo o catástrofe natural. La humedad elevada, pues las lluvias abundantes y constantes favorecen el crecimiento de las malas hierbas.                     

En función del clima, podemos distinguir tres dominios agrarios:

     a)       Dominio agrario atlántico:  Se corresponde con Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. Mayor aprovechamiento ganadero que agrícola, que suele dirigirse hacia los cultivos de praderas, cereales (maíz y el centeno), praderas… Es importante también la silvicultura.

    b)       Dominio agrario mediterráneo cálido:  Se corresponde con las llanuras litorales que abarcan desde Gerona hasta Huelva, además del Valle del Guadalquivir y el del Ebro hasta Zaragoza, archipiélagos y vegas del Guadiana (Badajoz) Vegas y huertas, cultivos de frutales y flores)        

    c) Dominio agrario mediterráneo frío: Se corresponde con la españa interior.  Su elevada latitud propicia las heladas, lo que influye negativamente en los cultivos. Destacan los cultivos de la trilogía mediterránea (trigo, vid y olivo, si bien este último no se encuentra por encima de los 600 ms)  Hay zonas de transición entre el b y el c, como son las riberas de La Rioja o Navarra o El Bierzo, en León.

– El suelo:  Además de la variedad de suelos en España (Unidad II)  hay que tener en cuenta que por su textura, los suelos son ligeros y  pobres si en ellos predominan las arenas. Los suelos arcillosos son pesados y retienen bien la humedad, pero son difíciles de trabajar y han de estar bien drenados. Los mejores suelos son aquellos en los que abundan los limos. Por su composición química, los suelos pueden ser ácidos (PH entre 5 y 5’5) o básicos (PH hasta 8). Los ácidos suelen ser mas pobres, si bien cultivos como cereales, patatas o tabaco prefieren suelos ácidos. 

B)       Factores humanos:

             – la población. La abundancia o escasez de la población fue uno de los factores más influyentes en el pasado. Cuando la población aumentaba se extendía el espacio agrícola, para poder alimentar a más gente, y cuando la población descendía se abandonaban las peores tierras. Mientras que en 1900 se dedicaban a este sector un 63’3% de la población activa, en el 2006 sólo lo hacían el 5’1%, con marcadas diferencias, siendo los extremos Madrid y País Vasco con un 1% y Galicia (9%), Extremadura (13%) y Andalucía con cifras en torno a un 10%. Las causas son, básicamente la mecanización del campo y la escasa rentabilidad; las consecuencias: despoblación y envejecimiento.    

 – Sistemas de explotación, propiedad y tenencia de la tierra. La explotación agrupa todas las parcelas (extensión de tierra que está bajo una sola linde (límite que separa a una propiedad de otra). Cada explotación está formada en nuestro país por unas 8 parcelas, lo que dificulta la mecanización, además de las pérdidas de espacio que suponen las lindes. Las parcelas pueden clasificarse según sus límites (abiertas u openfield o cerradas), por su forma (regulares o irregulares) y por su tamaño (pequeñas, medianas y grandes).   Aunque el tamaño medio de las propiedades ha ido aumentando, España se caracteriza por el predominio de los extremos y por tanto la escasez de propiedades de tamaño medio:

     –     El latifundio (más de 100 ha) (Un área es igual a 100 m2)Los latifundios suponen más del 50% de las tierras y sólo al 0’8% de los propietarios. Predominan en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón. Sus orígenes se remontan en muchos casos a la Reconquista, consolidándose con las desamortizaciones del siglo XIX. Sitien se asocian con absentismo, cultivos extensivos, bajos rendimientos y gran número de jornaleros, algunos latifundios son hoy en día empresas capitalistas.

          El minifundio (menos de 10ha)Suponen el 10’5 de la tierra y el 52’35 de los propietarios, predomina en la España oceánica y costa mediterránea, en la primera zona, dada su escasa rentabilidad e imposibilidad de modernización, tiende a desaparecer.                   

 – Técnicas agrícolas: éstas buscan superar los factores físicos limitativos de la agricultura y aumentar la producción.  Las técnicas tradicionales son: el abancalamiento de las zonas con pendiente, la roturación de nuevos terrenos y el regadío, que permite mejorar los rendimientos en zonas áridas y de secano, y cultivar especies hortofrutícolas. Entre las técnicas modernas destacan: la mecanización, el uso de maquinaria capaz de realizar la labor de muchos trabajadores; los nuevos sistemas de riego; el abonado (fertilizantes), que ayuda a la recuperación de la tierra y a la obtención de varias cosechas; y la investigación tecnológica, mediante la selección de semillas y la investigación genética para obtener especies de mayor rendimiento económico.                       

  – Poblamiento y hábitat rural.El poblamiento rural está formado por los núcleos menores de 10.000 habitantes (en realidad, los que están entre  2.000 y 10.000 hs se consideran semiurbanos). Su emplazamiento responde a condiciones naturales, económicas (recursos) e históricos. Su tipología puede ser:         

      –  Poblamiento disperso (las casas están separadas entre sí): predominante en todas las zonas costeras españolas.     

      – Disperso absoluto: es excepcional, se da en zonas de montaña media de la Cordillera Cantábrica y Prepirineo. Su actividad fundamental es la ganadera o forestal.                                      

– Concentrado laxo: aunque las casas están separadas, no están rodeadas de campos de cultivo y forman aldeas.      

– Disperso intercalar: casas rodeadas de campos de cultivo, cercanas a los pueblos. Son los caseríos vascos, casonas gallegas o asturianas, masías catalanas, cortijos andaluces o casas de quintería manchegas                      

   – Poblamiento concentrado: las viviendas están unas junto a otras, lo encontramos por toda España, si bien predominan en los valles del Duero y Ebro y en las “agrociudades” andaluzas. Según suplano, encontramos:                                    

      – Plano lineal: las casas siguen una vía o carretera.                                  

   – Plano apiñado. Las casas se agrupan en torno a un núcleo, su forma puede ser regular o irregular.                               

       El poblamiento rural ha experimentado profundas transformaciones en los últimos años, las costas se han llenado de urbanizaciones, hoteles y chalets; las áreas periurbanas o rururbanas han pasado a formar parte del continuum urbano.                                     

      El hábitat rural lo forman las viviendas y restantes dependencias, cuya morfología depende de los materiales y planos. La casa de piedra predomina en toda la zona costera del Norte y mediterránea, además de Extremadura; la casa de madera en el País Vasco, Segovia y Guadalajara y la casa de barro en las dos mesetas, valles del Ebro y  Guadalquivir, Valencia y Murcia. En cuanto al plano, distinguimos la casa-bloque (todas las dependencias bajo el mismo techo, bien a ras de suelo (una sola planta), bien en altura (planta inferior: establo almacén,…y superior: vivienda) propia de Asturias, Cantabria y País Vasco, de la casa compuesta: vivienda, almacén, establo están en edificios separados en torno a un patio abierto o cerrado (cortijo y masía).                        

 – Política agraria: Se pueden distinguir dos grandes etapas:                                           – Antes de la entrada en la U.E.: Se intentó cambiar el sistema de propiedad de las fincas en el s. XIX con las desamortizaciones, Ley Agraria de la II República y política de colonización y extensión del regadío del franquismo, todas fueron un fracaso, salvo cierto éxito en la última. En 1952 se comenzó una política de concentración parcelaria, para reducir el minifundio, salvo C y L (Valladolid) y C-M (Cuenca), en general también fracasó. La legislación sobre grandes fincas (franquismo y democracia) se encaminó a mejorar la producción y ante el riesgo de arrendamiento forzoso de las tierras, sí ha dado buenos resultados.                                           

                –   Desde la entrada en la U.E.:    Liberalización de los intercambios dentro de la Unión y tarifa exterior común frente a terceros. Fondos estructurales europeos para mejorar infraestructuras y cualificación de los agricultores (FEOGA y FSE).  Aplicación de las OCM (Organizaciones Comunes de Mercado), que fijan precios mínimos para cada uno de ellos.        

    Los problemas de la P.A.C.:  La política agrícola común se creó en los años sesenta, en un momento en que Europa era deficitaria en la  mayoría de los productos alimenticios. Sus mecanismos se configuraron para resolver esa situación, siendo su función principal la de apoyar los precios y las rentas interiores mediante operaciones de intervención y sistemas de protección fronteriza.  Esta política contribuyó positivamente al crecimiento económico y logró garantizar el suministro al consumidor europeo de una amplia gama de productos alimenticios de calidad a precios razonables. Hasta mediados de la década de los 90, la PAC fue, a gran distancia, la política comunitaria más importante, especialmente desde el punto de vista presupuestario. La Unión Europea se convirtió en el primer importador, y el segundo exportador de productos agrícolas a nivel mundial. Sin embargo, el sistema, que respondía acertadamente a una situación de déficit, puso de manifiesto una serie de deficiencias al comenzar la Comunidad a producir enormes excedentes de la mayoría de sus productos agrícolas. Mantequilla, leche y vino debían destruirse por no encontrar demanda interna o externa. Surgieron tensiones en las relaciones con terceros países, especialmente EEUU, inquietos por los efectos que estaban teniendo las exportaciones subvencionadas de la UE en el precio mundial y en su propia presencia en el  mercado internacional. Los costes de esa política llegaron a ser inaceptables. Las reformas que se introdujeron en la PAC en los años ochenta y noventa han permitido a la UE responder   a las obligaciones que le incumben en virtud de los acuerdos de la Ronda Uruguay del GATT y las indicaciones de la OMC. El Acuerdo, de carácter recíproco, requirió una reducción del apoyo interior prestado a la agricultura y del gasto presupuestario destinado a la subvención de las exportaciones  

III.-La agricultura

 

             Algo más del 32% del uso agrario del suelo se dedican en nuestro país a tierras de cultivo (y dentro de ellos, un abrumador predominio de los cultivos herbáceos), si bien hay claras diferencias entre las autonomías.

                La producción agrícola:

A)     Los cereales.

        Ocupan más de un tercio de las tierras cultivadas. Mientras pierden terreno los destinados alimentación humana (trigo y arroz, aumentan los destinados a piensos (cebada, maíz, avena y centeno. Destaca la producción de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Navarra, Badajoz, Córdoba y Sevilla.

                         Salvo en el caso del maíz y el arroz, que necesitan mucha agua y por lo tanto se dan en la España húmeda y zonas encharcadas, el resto es típico de secano, alternando con el barbecho o las leguminosas.

         La producción ha aumentado enormemente por las mejoras técnicas, pero no podemos competir con la producción de otros países comunitarios, si a ello añadimos que hay excedentes (salvo en cereales para pienso), esto explica que haya cuotas de producción a la baja.

B)      Las leguminosas.

        Consumidas en seco o en verde y con destino para consumo humano o animal, son alubias, habas, lentejas y garbanzos.

                         Su zona de producción coincide con la de cereales de secano. Aunque su producción ha descendido (por bajo rendimiento, problemas de mecanización, hábitos alimenticios, …) salvo en el caso de las lentejas, la U.E. ofrece importantes subvenciones para aumentar su cultivo.

C)      La vid.

        Cultivo arbustivo de secano, su producción se destina fundamentalmente a la producción de vino.

                        Destaca la producción de Castilla-La Mancha en general, y zonas concretas como Cádiz, Huelva, Badajoz, La Rioja,   Álava, Valencia, Alicante, Murcia, Tarragona y Orense.

                         Sus principales problemas son la escasa calidad en muchos casos, escasa producción y excedentes comunitarios. De todas maneras, la UE subvenciona el cambio por cepas de más calidad, mientras que el gobierno español intenta abrir nuevos mercados para los vinos con denominación de origen.

D)      El olivo

        Junto al trigo y la vid, forma la trilogía mediterránea. Es un cultivo arbóreo especialmente resistente a la sequía; sólo el 10% se destina al consumo de mesa, el resto es para producción de aceite.

        Destacan la producción de Jaén (25% del total nacional), seguida de las de Córdoba; Sevilla, Málaga, Extremadura, Ciudad Real y Tarragona.

         España produce el 40% del total mundial del aceite de oliva –ha mejorado últimamente: riego por goteo, abonado, lucha contra plagas, lo que ha corregido la vecería-, pero no está exento de problemas, tales como cuotas de la UE a la producción, competencia con otros aceites más baratos, dificultades para ampliar mercado… Se está intentando solucionar con la promoción de aceites vírgenes de mayor calidad y denominación de origen.

E)       Productos hortofrutícolas

        Se destinan al consumo en fresco o conservas vegetales. Su producción está en las zonas de regadío, salvo el almendro, que es de secano. Destacan la Comunidad Valenciana, Murcia, Canarias, Andalucía, Extremadura, Aragón, La Rioja, C-M, Cataluña y Navarra.

          Las hortalizas se dan al aire libre o en invernaderos en el litoral mediterráneo y junto a los núcleos urbanos.

          Con respecto a los frutales:

– Los cítricos en la Comunidad Valenciana y Andalucía.

– Frutales de hueso en costa mediterránea y valle del Ebro.

– Frutales de pepita en Asturias, Lérida y Barcelona.

– Plátano en Canarias.

– Frutas tropicales en las costas de Málaga, Granada y Almería, además de Canarias.

F)     Floricultura: Destaca en Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía.

 G)    Cultivos industriales:

Son aquellos que requieren una transformación industrial; destacan el girasol, la remolacha azucarera, el algodón y el tabaco. Se dan sobre todo en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, salvo la remolacha, que predomina en Castilla y León.

         Habitualmente, éstas plantaciones están controladas por las propias empresas (proporcionan las semillas, por ejemplo)

                -El girasol se cultivaba antes de 1986  en zonas de barbecho, en la actualidad, la política comunitaria es similar a la de los cereales, por lo que el cultivo de girasol se realiza en tierras más aptas. Destaca la producción de Cuenca y el valle del Guadalquivir.

                -La remolacha azucarera presenta en la actualidad una grave crisis, dados los excedentes de producción.

                – Al igual que en el caso anterior, tanto algodón (Sevilla), como tabaco (Cáceres) están en franco retroceso.

H)         Cultivos forrajeros:

Destinados al consumo animal, además del maíz, destaca la alfalfa, cuya producción no ha cesado de crecer, dado el aumento de consumo de productos cárnicos. Se da en la zona húmeda de España y en áreas de regadío.

Los retos de la agricultura española:

     Son muchos, aumentados últimamente con la ampliación de la U.E. (sobre todo con la incorporación de Polonia)y las medidas de la Unión de cara a reducir el presupuesto destinado al sector primario (pago único, por ejemplo), pero se pueden apuntar los siguientes:

          En cuanto a la población: rebajar la edad media de los agricultores, elevar su nivel formativo y su nivel de vida.

          En cuanto a la producción: fomentar el cooperativismo, competitividad en función precios-calidad,  reorientar los cultivos en función de la demanda, incidir en una producción de calidad (denominaciones de origen) y ampliar mercado.

          En cuanto al medio ambiente: intentar frenar la desertización y abandono de extensas zonas rurales, expansión de los cultivos ecológicos, reordenación del regadío, …

IV.-La ganadería

            Tradicionalmente, la ganadería predominante en España, se basaba en la coexistencia de varias especies a la vez (sobre todo razas autóctonas), en explotaciones pequeñas, con técnicas atrasadas (a diente, transhumancia…) escasamente rentables por su pequeña producción y elevada mano de obra. Sin embargo, muchos de estas circunstancias han cambiado, comenzando por un notable aumento de la producción (por el tirón del consumo cárnico, como consecuencia del aumento de nivel de vida en nuestro país, siendo hoy en día un 40% de la producción final agraria). Así, actualmente sus características son:

          Tendencia a la especialización (carne, leche, huevos, lana…). En un primer momento se fueron sustituyendo las especies de producción mixta  y razas autóctonas por razas extranjeras seleccionadas, pero en los últimos años se tiende a la recuperación de las razas autóctonas, fomentado esto por las subvenciones de la U.E. a tal efecto.

          Aumento de la mecanización y tamaño de las explotaciones, por tanto.

          Aumento de la ganadería intensiva (estabulada y con una alimentación a pienso o mixta) frente a la extensiva, sobre todo en las áreas próximas a las ciudades.

Entre los principales problemas, podemos citar:

          Dependencia de forrajes y piensos compuestos, que deben ser importados.

          A pesar del aumento del nº de cabezas de ganado por explotación y del tamaño de las explotaciones, aún sigue siendo inadecuado.

          Competencia con otros países de la U.E. cuya producción es más barata y de alta calidad, aparte de los grandes excedentes que hay.

          Problemas cíclicos de enfermedades en animales, a los que se une la aparición de otras nuevas.

La producción ganadera:

A)     La ganadería bovina:

              La destinada a la producción de leche predomina en Galicia y la Cornisa Cantábrica en régimen extensivo, con alimentación a diente o mixta, mostrando una profunda crisis. Junto a los núcleos urbanos encontramos explotaciones intensivas a pienso o mixta, con técnicas muy avanzadas (ordeño, inseminación, etc…). Últimamente hay que destacar el aumento de la producción en Andalucía (COVAP).

                               La destinada a carne se da en zonas de montaña, Cataluña, penillanuras salmantino-zamorana y extremeña, y Sª Morena en régimen extensivo (dehesas).

                               A los problemas anteriormente mencionados de excedentes en la UE, con precios más baratos, enfermedades (lengua azul, “vacas locas”, etc…) hay que añadir la competencia de carnes más baratas como cerdo y pollo.

B)  Ganadería ovina:

                               Destinada a la producción de carne, leche y lana. Predomina en los secanos del interior peninsular. Se explota en tres regímenes:

          Transhumante: llegó a alcanzar enorme importancia en las etapas medieval y moderna (Mesta), actualmente está en clara decadencia, por la escasez de pastos y pastores.

          Estante o semiestabulada: es intermedia entre la alimentación a diente y a pienso y subsidiaria de la agricultura.

          Estabulada: es, lógicamente la de mayores rendimientos.

   Pese al notable aumento de la producción en los últimos años (ayudas de la UE), todavía queda mucho camino para modernizar la producción y mejorar la calidad.

             C)    Ganadería porcina:

                           Varía en función del régimen de explotación:

                         –       En régimen intensivo e industrial (razas extranjeras y alimentación con piensos), predomina en Cataluña y Murcia y suele darse en régimen de integración (una empresa proporciona los lechones y el pienso y el ganadero los establos y el trabajo).

                        –        En régimen extensivo (cerdo ibérico) se da en las dehesas extremeñas, salmantinas y andaluzas. Los principales problemas son el precio de los piensos y las enfermedades (peste porcina africana)

                 D)    Ganadería avícola:

                                  Destinada tanto al consumo de carne como de huevos, predomina en Cataluña, Castila y León y Aragón. Es fundamentalmente intensiva (razas extranjeras y piensos) y de integración. Sus principales problemas son las fluctuaciones  de la demanda, las enfermedades y el creciente rechazo popular a las instalaciones y sistemas de engorde.

V.- La silvicultura y otros usos del espacio rural

            La silvicultura es la explotación forestal y se distingue entre frondosas (arbolado oceánico, chopo y eucalipto) y coníferas (básicamente pinos). En cuanto a su uso, también se distinguen dos grandes grupos, en primer lugar madera, chapas, trituración y pasta; en segundo lugar, corcho –después de Portugal, España es el 2º productor mundial de corcho- y resinas.

                Las principales zonas productoras son Galicia, Cornisa Cantábrica, Navarra, Castilla y León, Cataluña y Huelva.

                Los principales problemas son los incendios, tala indiscriminada, enfermedades… todo ello unido a un crecimiento enorme de la demanda (madera y papel), lo que conlleva a un incremento notable de las importaciones y el consiguiente menoscabo de la balanza comercial agraria. La política forestal pasa por concienciación ciudadana, repoblaciones, reforestación de tierras agrícolas excedentarias  e incrementar el uso recreativo de estas zonas.

                En los últimos años se han desarrollado otros usos del espacio rural, tales como residenciales (2ª vivienda), incentivo a la industria endógena, turísticos y recreativos, como la caza (cinegética), muy importante esta última en Castilla-La Mancha, Andalucía y Sª Morena.

VI.- Los paisajes agrarios españoles

En función de todo lo visto hasta ahora, se pueden distinguir cinco paisajes diferenciados en España:

A)     Paisaje agrario de la España húmeda:

        Abarca Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Norte de Navarra y de Huesca.

          Estructura agraria: población agraria muy numerosa, emigrante tradicionalmente y hoy día muy envejecida. Poblamiento disperso intercalar, predominio del minifundio cerrado (en bocage). Los usos del suelo son predominantemente ganaderos.

          Agricultura: sólo en las zonas costeras y fondo de los valles, de secano. Se ha pasado del policultivo de abastecimiento (maíz, patatas, judías, …) a una especialización en hortalizas  y plantas forrajeras para la ganadería. Caso excepcional es el cultivo de la vid en Orense.

          Ganadería: fundamentalmente bovina para leche, está en franco retroceso (excedentes de la UE, dependencia de las empresas lácteas y escasa competitividad), de hecho, pese a la modernización  y aumento de tamaño de algunas explotaciones, la mayoría han desaparecido, extendiéndose la ganadería a tiempo parcial.

          La explotación forestal, de las más importantes de España, se destina tanto a madera como a papel.

B)      Paisaje agrario del interior peninsular:

       Abarca las dos mesetas y el Valle del Ebro.

          Estructura agraria: doblamiento concentrado, con fuerte despoblación, minifundio en regadío en los valles del Duero y Ebro y latifundio en Salamanca, Burgos, Castilla-La Mancha y las tierras de secano de Aragón y Extremadura. Los usos del suelo están equilibrados entre agricultura y ganadería

          Agricultura: presenta notables diferencias entre las zonas de secano y regadío:

– Secano: lo encontramos en los páramos y campiñas de las mesetas y en Aragón. Predominan los cultivos extensivos de la trilogía mediterránea, en el caso del trigo (sustituido en la actualidad en gran parte por la cebada), en régimen de barbecho (alternando con leguminosas). En Castilla y León predominan los cereales, en la Rioja y Navarra el viñedo y en Castilla-la Mancha, Extremadura y Aragón encontramos predominio del olivar y el viñedo.

-Regadío: posibilita un cultivo intensivo, que en este caso se ha orientado hacia cultivos industriales (remolacha azucarera, lúpulo y tabaco), forrajes (maíz y alfalfa) o frutas y hortalizas (Navarra, La Rioja y Aragón).

                          –       Ganadería: en las dehesas extremeñas y salmantino-zamoranas destacan por este orden la ganadería porcina,  ovina y bovina, aunque algunas en han reconvertido en los últimos años hacia cotos de caza. En el resto, la más importante es la ovina, aunque en Castilla y León ha aumentado la ganadería bovina para leche en régimen estabulado.

                           –       En silvicultura son destacables la producción de corcho (Extremadura) y aprovechamiento de pinares (Soria).

                C)   Paisaje agrario mediterráneo:

                       Abarca toda la costa mediterránea, Baleares y el Valle del Guadalquivir

          Estructura agraria: población muy numerosa, tradicionalmente dispersa, aunque tiende a la concentración. Pequeña propiedad en Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia, mediana en Cataluña y grande en Andalucía Occidental. Los usos del suelo son diversos.

          Agricultura: en secano (valle del Guadalquivir) predominan la trilogía mediterránea y el almendro (prelitoral mediterráneo); en regadío tenemos horticultura, frutales de pepita y hueso, cítricos, floricultura e incluso cultivos tropicales en Málaga y Granada.

          Ganadería: bovina y porcina en Cataluña; ovina y caprina en las zonas de secano y bovina en Andalucía.

          Silvicultura: se explotan los pinares y en Huelva el eucalipto.

 

              D) Paisaje agrario canario:

   Corresponde a un medio físico caracterizado por un relieve volcánico accidentado y un clima cálido durante todo el año, con precipitaciones escasas e irregulares en las zonas bajas.

– La población rural está en retroceso por la atracción que ejercen so­bre ella las actividades del sector terciario (turismo).

– Predomina el pob1amiento concentrado laxo, en aldeas y caseríos.

– La propiedad agraria muestra importantes contrastes entre las pe­queñas propiedades de las zonas medias y altas y las grandes explotaciones de los regadíos costeros.

-La superficie cultivada es reducida.

– En las áreas litorales regadas predominan el monocultivo destinado a la exportación, los cultivos ba­jo plástico, y las nuevas plantaciones tropica­les.

– En las zonas medias y altas del interior de las islas se da una agricul­tura tradicional de secano orientada al autoconsumo.

-La ganadería ovina y caprina es escasa, y está asociada a la agri­cultura.

-La explotación forestal ha utilizado la madera de los pinares y la del fayal brezal y laurisilva.

 

VII.- La Pesca

 

     España es el 4º país del mundo en lo que al mercado pesquero respecta, lo que indica su trascendencia.Aunque fue importantísima en el pasado ha ido perdiendo importancia, sobre todo desde 1976 por las 200 millas, a lo que se añadió después el agotamiento de los caladeros nacionales y las restricciones impuestas por la U.E., al igual que se aprecia un descenso en el consumo (pese a ello somos el 2º país consumidor de pescado, después de Japón). Actualmente no supone más del 1% del PIB y presenta una clara disminución de trabajadores

A)     La actividad pesquera:

        En España distinguimos ocho regiones pesqueras: Noroeste, Cantábrica, Tramontana, Levantina, Surmediterránea, Suratlánrtica, Balear y Canaria, siendo las más importantes en flota, pescado desembarcado y valor del mismo la Noroeste, la Suratlántica y la Canaria (39)

        En cuanto a las especies capturadas, destacan entre los pescados los blancos por su valor (merluza y pescadilla) y los azules por su tonelaje (sardinas, atún, bonito y anchoas). Un tercio de la pesca capturada son moluscos y crustáceos.

        El destino fundamental es el consumo humano, con un claro aumento del transformado industrial frente al pescado vendido fresco.

          Las artes de pesca se dividen en las de superficie (cerco, palangre (41),…) y de fondo (arrastre); la flota, a su vez, se divide en bajura (barcos de menos de 20 TRB que no se alejan de la costa, pocos tripulantes y desembarcan lo capturado cada día), pesca de altura (barcos más potentes que faenan en alta mar, mayor número de tripulantes y el período de desembarco no supera un mes) y de gran altura (grandes barcos-factoría, faenan en caladeros muy alejados de España y están en alta mar hasta seis meses) (42

B) Problemas:

           – Los caladeros: España cuenta con escasos recursos, dado lo reducido de su plataforma continental, su agotamiento y contaminación, por lo que respecta a los restantes caladeros de la UE (el más importante para España es el del Gran Sol-, están sometidos a un sistema de cuotas. Finalmente, por lo que respecta  a los caladeros internacionales,éstos están sometidos a acuerdos, la mayor parte de las veces bastante difíciles (Marruecos).

  – La población activa pesquera presenta un notable descenso y envejecimiento, por lo que es fácil cada vez más ver en barcos españoles a tripulación extranjera.

           – La flota pesquera, pese a los esfuerzos de los últimos años, sigue siendo excesiva y  (sobre todo la de pequeño tonelaje) y en gran medida aún anticuada.

           – Problemas medioambientales: contaminación, sobreexplotación, uso de artes de pesca prohibidas o inadecuadas.

           – Balanza comercial claramente negativa

C) Medidas para solucionar los problemas:

           – Incentivos para reducir y modernizar la flota pesquera, así como la modernización de los puertos

           – Acuerdos internacionales para crear empresas mixtas (conjuntas con otros países)

           – Formación para los pescadores que han perdido su trabajo o desean cambiarlo.

           – Desarrollo de los cultivos marinos (acuicultura), cada vez más importante en Galicia, Cataluña, ambas Castillas y Andalucía.

           – Concienciación para no utilizar artes de pesca prohibidas y respetar las paradas biológicas, así como no pescar ni consumir peces de talla inadecuadas.

 

TEXTOS:

 

 

A) Bruselas quiere arrancar 200.000 hectáreas de viñas para mejorar la competitividad. España critica la abolición de las ayudas al mosto y la destilación de alcohol España, el tercer productor de la UE, mostró ayer su descontento por algunos aspectos de la reforma. El Ministerio de Agricultura español señaló que la propuesta “no es satisfactoria”. El Gobierno y algunas organizaciones agrarias critican sobre todo la abolición radical desde la entrada en vigor de la reforma en 2008, de las ayudas a la destilación y a los mostos.
Bruselas no reducirá las ayudas destinadas al sector hasta 2013, que ascienden a 1.300 millones de euros al año. Pero sí dejará de financiar el vino que acaba destilado (500 millones de euros al año) y convertido en alcohol ante la falta de mercado. “Se puede utilizar ese dinero de forma más inteligente”, sostuvo la comisaria, quien cifró los excedentes de producción vinícola europeos en 13 millones de hectolitros al año. También se suprimirán las ayudas para la producción de mosto, que alcanzan los 200 millones de euros al año y se mantiene la prohibición de importar mosto de países terceros.
Los fondos comunitarios irán destinados sobre todo a compensar el arranque de viñas, a la promoción del vino en mercados extranjeros (120 millones al año), a seguros, fondos de gestión de crisis, incentivos para los jóvenes productores e iniciativas de desarrollo rural. El PAIS 5-VII-2007

 
B) Butanol: de la remolacha al depósito del coche La petrolera BP comienza a producir en Reino Unido este alcohol, más potente que el Etanol, a partir del azúcar de productos agrícolas.- Todavía es más caro que la gasolina convencional, pero espera hacerlo rentable en 2010 . los fabricantes de automóviles apenas si han empezado a poner de moda el Etanol en Europa y Estados Unidos, y la demanda
Los fabricantes de automóviles apenas sí han empezado a poner de moda el Etanol en Europa y Estados Unidos, y la demanda de cereales que se utilizan para fabricarlo, y la cotización de las empresas que lo producen, se han disparado. Pero antes siquiera de que los consumidores españoles conozcan las ventajas de mezclar este combustible con la gasolina tradicional, la petrolera BP ha anunciado el lanzamiento de uno aún mejor: el Biobutanol no es un producto químico nuevo –es simplemente un tipo más de alcohol-, pero lo que sí es nuevo es el intento de fabricarlo a gran escala y con fines comerciales, como ya ocurre con el Etanol en países como Brasil. CadenaSer.com   21-06-2006

 
C) Comarcas de Tentudía y Campiña Sur. El brote de lengua azul ataca a 35 fincas del sur de Badajoz. La Junta tiene registradas 350 ovejas muertas, aunque sólo en la zona de Montemolín el número de cuerpos recogidos ronda el medio millar, UPA pide la creación de una mesa específica del sector para tratar esta enfermedad. Los ganaderos afectados opinan que la enfermedad significará su ruina «No se puede hacer nada», lamentan.
HOY DIGITAL 21-IX-2007

 
D) El regadío andaluz no se frena y está a las puertas del millón de hectáreas
Paradojas de la agricultura de riego. Las comunidades más secas, y la principal es Andalucía, son las que absorben la constante expansión de la superficie de regadío en España, mientras que las más húmedas tienen los sistemas menos eficientes al usar el agua. La andaluza, 944.661 hectáreas, y creciendo.
La sequía en Cataluña, que amaga con severas restricciones al consumo de los barceloneses, el hecho de que no se hayan encontrado o tarden las soluciones para la sed de la tradicional España seca y la polémica sobre si el minitrasvase que surtirá, caso de necesidad, a la Ciudad Condal es un trasvase o no han vuelto a desempolvar una guerra del agua tan vieja como el agua misma. La agricultura, y en concreto su creciente demanda hídrica, es el epicentro de semejante terremoto, y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino acaba de hacer públicos unos datos que, cuanto menos, incitan a la reflexión.
Se refieren al regadío y dicen que las comunidades más deshidratadas mantienen una permanente expansión de la superficie agrícola con cultivos de riego, aunque en su descargo jugaría la cada vez mayor instalación de sistemas de ahorro, sobre todo el de goteo (o localizado, por el que el agua va directamente a la raíz de la planta). Y al final, efecto nulo, pues lo que por un lado se estrecha, por el otro se ensancha. El correo de Andalucía 18-V-2008

 
E) Madrid, la única capital europea por la que pasa una cañada, acogió ayer el paso de los rebaños trashumantes por la Plaza de la Villa donde la Concejala de Empleo y Servicios al Ciudadano recogió, de manos de los pastores, los 100 maravedíes que, según la Concordia del 2 de mayo de 1418, costaba atravesar las dehesas y prados de la ciudad.
La Ciudad de Madrid permite desde hace 14 años el paso de las ovejas hasta la plaza de Cibeles para preservar el uso de las cañadas y vías pecuarias. EL PAIS 10-IX-2007
 

 

F) La casa armadora del «Playa de Bakio», Pevesa, ha tranquilizado a las familias de la tripulación del atunero, entre los que hay cinco   vascos y ocho gallegos, asegurándoles que las vías abiertas para   conseguir la liberación van «muy bien». 
Así lo relató Angelines Mariño, la mujer del patrón   del «Playa de Bakio», Amadeo Alvarez. Mariño aclaró que la casa armadora no les ha hablado «en   ningún momento» de conversaciones para abordar explícitamente el pago   del rescate aunque sí están en contacto «diario» con ellos para   darles cuentas de las últimas novedades. La Razón 23-IV-2008

G) La CE pretende continuar la prohibición actual de la anchoa en el Cantábrico y que esta decisión sea revisable en 2007, cuando se publiquen nuevas informes científicos, probablemente en junio, con el fin de que no se restablezca hasta que mejoren las existencias. Sin embargo, en otras aguas ibéricas, como las portuguesas o las del Golfo de Cádiz, la CE estudia mantener la cuota actual, según figura el documento. Por el contrario, el texto apunta a una subida de entre un 15% y un 17% en la merluza capturada en aguas del Norte (Escocia, Irlanda, Gran Sol), del 15% en el Golfo de Vizcaya, así como del rape (6%) en esos caladeros a los que acude la flota de altura.

www.eladerezo.com

 

H) La obesidad, que afecta a casi el 22 por ciento de los andaluces, resta entre 10 y 15 años de vida a los enfermos que padecen esta patología en su forma mórbida, lo que le supone un elevado número de complicaciones asociadas, según expuso ayer el director médico de la nueva Unidad de Obesidad de la «Clínica Londres», quien apostó por emprender campañas de educación sanitaria, «sobre todo, dirigidas a la población infantil y fomentando la reintroducción de la dieta mediterránea», en referencia a que los expertos sostienen que los niños que hoy padecen de sobrepeso son los adultos que en el mañana sufrirán de obesidad. Por comunidades autónomas, Andalucía es tras las Canarias la región que presenta un mayor índice de obesidad y sobrepeso entre su población ABC de Sevilla 10-02-09

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: